La batalla de Solferino (24 de junio de 1859)

La batalla de Solferino (24 de junio de 1859) es el episodio decisivo de la lucha por la unidad italiana. Los franceses -aliados de los sardos-, al mando del emperador Napoleón III, se enfrentan a las tropas austríacas. Los primeros disparos de fusil estallan poco después de las 3 de la madrugada; a las 6 de la mañana la batalla ya ha alcanzado una violencia extrema; un tórrido sol apabulla a unos trescientos mil hombres que se matan entre sí. Por la tarde, los austríacos abandonan sus posiciones unas tras otras; al caer la noche, más de 6.000 muertos y de 40.000 heridos yacen en el campo de batalla.

Los servicios sanitarios de los ejércitos franco-sardos no dan abasto; el ejército francés cuenta con menos médicos que veterinarios; los medios de transporte son inexistentes; las cajas de vendas han sido abandonadas en la retaguardia. Los heridos que pueden hacerlo se encaminan penosamente hacia el poblado más cercano -Castiglioni- en busca de algo de agua y de comida; 9.000 de entre ellos logran llegar allí para luego dejarse caer en las casas y en las granjas, en las plazas y en las callejuelas. En la iglesia de Castiglione, la Chiesa Maggiore , Henry Dunant, con la ayuda de las mujeres del lugar, va a curar a los heridos y a los moribundos durante tres días y tres noches.

Yo no era ni un sabio, ni un médico, sino un simple particular.
Recuerdo de Solferino, Henri Dunant

El origen del Día Internacional del Paramédico, conocido en México como Día del Socorrista, data del 24 de junio 1859 durante la batalla de Solferino, en la cual Henri Dunant –fundador de la Cruz Roja- y un grupo de voluntarios contribuyeron a dar alivio a los soldados heridos, cambiando de esta manera la suerte de los vulnerables y mitigando el sufrimiento humano.

En conmemoración de este meritorio episodio, fue que se decidió celebrar cada 24 de junio el Día Internacional del Paramédico, en honor de la importante labor que prestan todos los paramédicos y socorristas a las víctimas de emergencias médicas cotidianas, los conflictos armados y los desastres naturales.

https://www.icrc.org/es/publication/recuerdo-de-solferino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *